jueves, 21 de febrero de 2008

El lado oscuro del corazón


Para un poeta como Oliverio (Darío Grandinetti), no es sencillo encontrar la mujer que lo haga feliz. Vive en Buenos Aires, se pasea con sus amigos bohemios, es acechado por la muerte y vive en búsqueda de esa mujer que pueda volar. Esto es lo único que no perdona a una mujer, que no sepa volar.

Este es el personaje presentado por el director argentino Eliseo Subiela, quien además de dirigir esta producción, también asumió el papel de guionista para darle vida a una historia a partir de poemas escritos por Mario Benedetti, Oliverio Girondo y Juan Gelman.


La película se centra en el amor (imposible) que nace entre nuestro poeta protagonista y una prostituta que conoce en un burdel de Uruguay, de la que se enamora la primera noche que pasa con ella. Regresa a Buenos Aires con el corazón palpitando por la bella mujer de la vida nocturna, que tiene por nombre Ana.

Oliverio come gracias a su poesía y pasa sus días pensando en su próximo encuentro con Ana y esquivando a la muerte. Esa muerte con aspecto de mujer que en algún momento quisiera seducirlo y atraparlo. La muerte que no logra llevar al poeta al otro mundo por la simple razón de que él vive en sus poemas.

En esta producción aparecen pinceladas de humor que acompañan casi constantemente los momentos (escasos) en los que la poesía esta ausente en la película. Este film vive por los poemas, sus diálogos más significativos son autoría de los tres hombres antes mencionados, e incluso el propio Mario Benedetti aparece varias veces, recitando sus versos en alemán a las prostitutas de aquel burdel donde Oliverio y Ana encuentran el amor.


En este trabajo también aparecen temas musicales de artistas como Mario Clavel, Fito Páez, Jair Amorin, Ana Crotti y Chico Novarro. Estos temas acompañan el desarrollo de la película de manera perfecta y se entrelazan con las escenas como si no pudieran sobrevivir los unos sin los otros.

La película esta bien realizada, contiene una historia que envuelve con su drama, su sarcasmo, su humor y sobre todo la belleza de su poesía. Tal vez su único pecado sea el de las escenas con efectos especiales, pero esto pasa desapercibido y es opacado por esa historia de amor y bohemia en un ciudad tan hermosa como Buenos Aires. Historia que deja claro que el amor aparece cuando menos se lo espera y hay que hacer todo lo posible por mantenerlo vivo; incluso evadir a la muerte.

Aquí les dejo dos fragmentos de esta maravillosa película. Para los amantes del cine, pero sobretodo para los que disfrutan la poesía.


(Buscando a la que vuela)



(Rostro de vos)

El lado oscuro del corazón

Dirección: Eliseo Subiela

Guión: Eliseo Subiela según poemas de Mario Benedetti, Oliverio Girondo y Juan Gelman

Fecha de Estreno: 21 de mayo de 1992

6 comentarios:

Neo dijo...

Buena reseña, la versión de Ciudad de Pobres Corazones que canta el travesti en el metro es excelente, en cuanto a los efectos pues si, realmente no son buenos, aunque no creo que haya sido la intención en ninún momento hacer buenos efectos, aparte de la poesía son destacables la gran cantidad de metáforas visuales que se pueden encontrar. Tienes que ver la segunda parte, a mi modo de ver, las dos fueron concebidas desde un principio pues ambas aparecen cada una como la mitad de un círculo, que al juntarse completan el mensaje, en la dos aparecen nuevos personajes interesantes y además los actores que continuan como Sandra Ballesteros y Oliverio (cuyo nombre olvidé) presentan los efectos de 10 años reales en sua apariencia pues fue gradaba en el 92, exactamente 10 años después que la primera parte...

Saludos...

EsSa dijo...

Tiene muy buen pinta esta película... Intentaré verla. Me ha enganchado lo de que tenga que volar.

Saludos

El gran voodochildd dijo...

Una de mis favoritas.
Me encanta el cine argentino

Guzz Lightyear dijo...

Neo: Coincido plenamente con esa versión de Ciudad de Pobres Corazones, la verdad se te queda en mente un rato. Y pues tiene razón, no creo que la intención del director y el productor haya sido presentar buenos efectos, pero debe ser la costumbre de cine americano que me hizo fijarme un poco en lo precario de estos.

Essa: Tienes que conseguir la peli. De verdad es excelente.

el gran voodoo child: De las películas de cine argentino que he visto es mi favorita (no son taaantas las que he visto). También me gusta mucho una que se llama "Viaje hacia el mar" pero creo que es uruguaya.

Anonimeitor dijo...

Joder, adoro esta película. Después de que la vi busqué como loco el cd de María Martha Serra Lima que trae las canciones de Algo Contigo y Verdad Amarga. Este disco es buenísimo, la acompañan el Trío Los Panchos.

Esa canción de Ciudad de Locos Corazones apenas me voy enterando que existe, la versión del subte es buenísima.

La segunda parte. Ahm, tiene un buen concepto, pero la alaaaargan demasiado.

Saludos. Buen post.

Anónimo dijo...

En verdad un excelente trabajo del señor Subiela, yo tenia mis dudas cuando vi la segunda parte por primera vez, pero coincido con Neo, se complementan perfectamente, la mujer electrica, una delicia.
La poesia es exquisita, y ciertos tintes comicos hacen de la pelicula imperdible. ¨Tengo que salir volando¨